Energía

Mejorar la eficiencia energética de tu edificio te permitirá reducir gastos en electricidad y gas.

Uno de los problemas actuales más preocupantes de nuestros edificios es la baja eficiencia energética. Esto supone que una buena parte de los edificios consuman elevadas cantidades de energía para gozar de una temperatura confortable o de una buena iluminación, entre otras comodidades, cuando podríamos conseguir los mismos resultado de una manera menos malgastadora.

Un 55% de los edificios se construyeron antes del año 1980, y por tanto están construidos con anterioridad a la primera normativa española que introdujo la obligación de aislar térmicamente los edificios de viviendas. Esto es realmente un problema importante porque los edificios son los responsables del 40% del consumo total de energía de la Unión Europea y de una tercera parte de las emisiones de CO2 que se emiten. Este problema ha comportado que la Unión Europea haya establecido una serie de objetivos obligatorios para minimizar su consumo.

Por otro lado, el precio de la energía es cada vez más elevado y esto supone que muchas familias tengan dificultades o incapacidad para hacerlas frente.

Todo esto supone que se tenga que rehabilitar una buena parte del parque edificado y que los usuarios tengan que aprender a gestionar mejor su vivienda.

 

Pide ayuda a un técnico de cabecera

Si quieres encontrar mejoras para conseguir que tu vivienda sea más eficiente energèticamente y disminuir de esta forma el coste de los suministros como la electricidad y el gas, el técnico de cabecera es el profesional idóneo para ayudarte.