El mantenimiento de tu vivienda

Un buen mantenimiento nos permite vivir más cómodamente en nuestra casa y nos hace ahorrar dinero.

Cuando compramos un aparato complejo asumimos la necesidad de tener un manual de uso que nos guíe para llevar a cabo operaciones iniciales y nos proporcione información sobre las prestaciones del producto y la forma de como usarlo.

Esta información nos permitirá no hacer un mal uso y ajustarnos a los consumos establecidos por el fabricante.

De la misma forma podríamos considerar que la vivienda es también una máquina compleja que requiere ciertos conocimientos para conseguir un rendimiento óptimo, lo que justifica la necesidad de contar con un manual de uso que haga posible que cualquier usuario pueda utilizarlo de forma eficiente.

El Manual de la vivienda es obligatorio para los edificios construidos en Cataluña después del 7 de abril de 1993. Aunque no sea obligatorio para las viviendas anteriores a esta fecha, es una opción muy interesante, ya que son las viviendas con más problemáticas a causa de su envejecimiento. En caso de no disponer de él se puede pedir su redacción al técnico de cabecera del inmueble.

Pide ayuda a un técnico de cabecera

Si quieres saber qué acciones puedes hacer para mantener tu vivienda, el técnico de cabecera es el profesional idóneo. Te explicará que herramientas tienes a tu alcances para conseguirlo y, si es necesario, te propondrá acciones para mejorar.